Saltar al contenido

Consejos para el cuidado de los frenos

Los frenos son un componente esencial de tu vehículo porque te permitirán conducir con la mayor seguridad posible. En todo caso, si necesitas cambiar las pastillas de freno, lo mejor será hacerlo en el taller mecánico de Aurgi, para encontrar la mejor relación calidad-precio y un servicio profesional.

Pero, dependiendo de los cuidados que les des a tus frenos estos tendrán una mayor o menor durabilidad. Para evitar el desgaste prematuro de los mismos, te he preparado este post, con algunos consejos que puedes aplicar para evitar este tipo de desgastes innecesario.

¿Cómo cuidar tus frenos?

Existen varios puntos a tener en cuenta para que puedas cuidar tus frenos de una forma realmente efectiva. Dentro de los principales están:

Mantenimiento

Es vital realizar el mantenimiento de tu sistema de frenos por lo menos cada 20.000 kilómetros, para conseguir un buen rendimiento. En el mantenimiento se recomienda el reemplazo de las pastillas y del líquido de frenos. También se recomienda engrasar bien los componentes del sistema de frenado para mantenerlos en perfecto estado.

Usa el frenado del motor

Es importante alternar el uso del pedal de freno con el de los cambios de marcha para que puedas controlar la potencia y velocidad del motor. De esta forma, evitarás que los frenos se sobrecalienten y que las pastillas se vayan cristalizando porque esto reducirá mucho su vida útil.

Vibraciones

Debes estar muy atento a cualquier tipo de vibraciones que puedan surgir cuando presionas el pedal de freno, en especial cuando frenas a altas velocidades. Si se producen vibraciones, esto podría indicar un problema con los discos de freno o con las pastillas. Por esto, será recomendable llevar el coche al taller mecánico cuanto antes.

Profundidad del pedal de frenado

Debes estar pendiente de la profundidad y altura del pedal de freno, y asegurarte de que no se hunda más de lo habitual. Esto debido a que esto podría ser una señal del desgaste de las pastillas, o de que te falta líquido de frenos, lo que es un gran riesgo a la hora de conducir.

El pedal está muy duro

Si se presenta el caso de que debes hacer mucha fuerza en tu pedal para frenar, debes asegurarte de revisar las pastillas de freno. Esto debido a que esto puede ser causado por unas pastillas en mal estado que podrían deteriorar los discos de freno. Para evitar que se deformen los discos de freno simplemente debes cambiar las pastillas.