Saltar al contenido

Mantenimiento de los expositores de metacrilato

Cuando tienes expositores de metacrilato en una empresa debes asegurarte de darles los cuidados básicos que necesitarán. En todo caso, la mejor opción para comprar los expositores para tu empresa será: https://www.expositores-metacrilato.es/, porque en esta tienda online encontrarás la mejor relación entre calidad y precio.

Sin embargo, debes tener en cuenta algunos cuidados básicos que se deben dar a este tipo de expositores para mantenerlos como nuevos. Aquí te voy a dar algunos consejos que te permitirán limpiar correctamente los expositores para evitar cualquier accidente o que pierdan su brillo.

¿Cómo cuidar los expositores de metacrilato?

Es importante tener en cuenta que, para que puedas darles el mantenimiento adecuado a tus expositores de metacrilato debes seguir estos consejos:

Manipulación

Todo comenzará por la correcta manipulación del expositor, puesto que se debe evitar tomarlo por los extremos porque estos podrían partirse o astillarse. Si bien, el metacrilato es un material muy resistente, si lo sujetas mal este puede romperse.

Lo más adecuado será sujetar el expositor por su base o en el centro del mismo para evitar hacerle fuerza de forma indebida. Esto hará que no se vaya a romper, y que puedas tener siempre los mejores resultados, logrando así tener unos expositores en perfecto estado.

Productos adecuados

Es importante tener en cuenta que para la limpieza del metacrilato no se recomienda el uso de esponjas o detergentes abrasivos. Tampoco se recomienda el uso de limpiacristales o de cualquier tipo de producto que contenga alcohol, porque este puede provocar daños y podría manchar en gran medida el expositor.

La limpieza se debe hacer con un paño suave o con un trapo, siempre que sean de algodón para evitar cualquier raya en el expositor. Se debe pasar por la superficie del expositor ligeramente húmedo con un poco de jabón neutro en caso de ser necesario.

Limpieza de adhesivo

En caso de que desees eliminar una mancha de la superficie porque algún adhesivo se ha quedado adherido al metacrilato. Lo mejor será optar por un paño humedecido con un poco de alcohol, no en exceso porque esto podría causar manchas al expositor.

Sin embargo, debes asegurarte de que durante esta limpieza el alcohol nunca toque el canto, puesto que se producirá un efecto de crashing. Esto es la aparición de grietas las cuales irán aumentando de tamaño hasta que finalmente el expositor se rompa por completo y se deba sustituir por no darle los cuidados adecuados.