Saltar al contenido

Lo que necesitas saber sobre la baja de un coche

Dar de baja un coche implicará que este ya no se encontrará en circulación, y que ante la DGT este coche aparecerá deshabilitado. La forma más fácil de hacerlo es vender coche desguace asturias, porque ellos se encargarán de hacer todo el proceso de baja.

Sin embargo, puede que no conozcas mucho sobre este tema, por lo que hoy me he dado a la tarea de preparar este post. Aquí encontrarás toda la información que necesitarás al respecto, y por este motivo te invito a que sigas leyendo.

¿Qué tipos de bajas existen?

Hay dos tipos de bajas diferentes para los vehículos que están vigentes en España, estos dos tipos de bajas serán:

  • Baja temporal: esta es habitual si no se va a usar el coche por un largo período de tiempo, o si el coche ha sido robado. Este proceso permite ahorrarse dinero, porque no se pagarán los impuestos de circulación, y no será necesario tener al día la ITV, pero el coche siempre debe estar guardado en un garaje.
  • Baja definitiva: Este caso es el que ya no quieres tener el coche nunca más, y se debe dar de baja para evitar posibles multas. Si abandonas un vehículo sin darlo de baja, podrías exponerte a una multa entre 600 y 600.000 euros.

Gestiones para dar de baja un coche

La baja definitiva de un vehículo debe hacerse en un desguace autorizado o CAT, que permiten hacer el trámite. Este es un trámite gratuito, y este incluye la retirada del vehículo con grúa desde el lugar en donde se encuentre.

El propio CAT se encargará de entregar toda la documentación en la Jefatura de Tráfico, siempre que presentes todos los documentos necesarios para cursar la baja. Normalmente se debe contar con el DNI o NIE, así como la ficha técnica y el permiso de circulación del vehículo.

¿Es posible recuperar dinero?

Después de que se haga la entrega del Certificado de Destrucción y del justificante de la baja definitiva de la DGT, se pueden usar para que el municipio anule el impuesto de circulación. En caso de que ya hayas pagado el impuesto, se puede solicitar que te devuelvan la parte pagada de más.

Este impuesto se paga anualmente, pero se calcula por trimestres, y será posible recuperar la parte proporcional al período que no se ha disfrutado del vehículo. Sin embargo, las compañías de seguros no suelen hacer ningún tipo de devolución por los períodos no disfrutados.