Saltar al contenido

Como se purga un motor diesel

 

Hay diversas averías que pueden solucionarse purgando el motor. Saber hacerlo es muy beneficioso, sobre todo para quienes conducen vehículos de carga como camiones, debido a que así podrían arreglárselas fácilmente en el camino, si se amerita.

Es preciso que los conductores tengan conocimiento básico sobre las fallas más comunes que puede presentar un motor diésel. Es lamentable quedarse varado en el camino, porque tenga aire en el sistema diésel, lo cual es muy frecuente, y si no lo saben resolver, habría que pagar por algo muy simple.

Hacer el purgado de la bomba de inyección de un motor diésel

Para purgar el motor no requiere ser un experto ni equipos complejos, a continuación se explica cómo debe hacerse:

  • Serán necesarias herramientas sencillas, como una llave española 9/16 o la que se ajuste a su motor, y una llave inglesa que es de mucha utilidad para trabajar con la medida exacta de las tuercas.
  • Reconozca las partes del motor. Comience por ubicar la bomba de purgar, la cual se utiliza para la limpieza del sistema, tanto para el gasóleo como para el aire filtrado. Desenrosque la bomba, ella trae un resorte que le ayudará a realizar el bombeo.
  • Después es el turno de los filtros de combustible, debe aflojar la tuerca y bombearlo manualmente hasta que haya salido el carburante. Repita el mismo procedimiento con el otro y al terminar, los ajusta de nuevo en su lugar.
  • En la bomba de inyección diésel debe aflojar el inyector y hacerle bombeo como hizo con los filtros, hasta que salga el gasoil; se recomienda dejar salir suficiente cantidad para que el aire pueda ser expulsado, ya que es lo que usualmente causa la avería. Encienda el motor y deje que el combustible continúe saliendo del inyector flojo por unos minutos, así limpiará el sistema.
  • Por último, ajuste de nuevo el inyector en su sitio, y el problema debe haber quedado resuelto.

Aunque dejar sin purgar uno de los sistemas no le parezca demasiado, recuerde que todos trabajan en conjunto, si el combustible o los lubricantes no hacen el recorrido que corresponde, generan fallas y estas a su vez provocan averías. La máquina de un vehículo, aun siendo de hierro, es muy delicada y podría perderla por algo que a sus ojos es inofensivo y pequeño.

Decir “busco motor segunda mano” puede ser muy pesado para el ánimo y para el bolsillo; sin embargo, al comprar en un desguace especializado tiene muchas oportunidades de dar con lo que requiere, sobre todo si tienen página web, dado que ahorraría dinero y tiempo. Cuide de su coche y él lo hará por usted.