Saltar al contenido

Como cuidar un esguince de tobillo

Cuando hablamos de esguinces de tobillo, no estamos hablando únicamente de una lesión deportiva, porque son más comunes de los que te puedes imaginar. Para un tratamiento de fisioterapia adecuado te recomiendo visitar valdepenasfisiosalud, porque es un centro de fisioterapia especializado que tiene a los mejores profesionales.

Sin embargo, debes tener algunos cuidados fundamentales para que puedas tratar un esguince de tobillo en tu hogar. En este post he reunido los cuidados básicos para que puedas recuperarte fácilmente cuando tengas un esguince de tobillo, y por esto te invito a que sigas leyendo.

Puntos clave en el cuidado de un esguince de tobillo

Es importante tener en cuenta algunos puntos que resultarán fundamentales para que puedas recuperarte mucho más rápido de tu lesión. Dentro de los puntos fundamentales a tener en cuenta están los siguientes:

Descanso del miembro afectado

Es muy importante evitar cualquier tipo de movimiento que te pueda provocar dolor, hinchazón o molestias. Por este motivo, mantener la pierna afectada lo más quieta posible será algo básico que debes tener en consideración.

Aplicación de hielo

Con el objetivo de reducir la inflamación es vital que realices la crioterapia para evitar inconvenientes. En todo caso, se recomienda aplicar compresas de hielo en la zona afectada, o sumergirla en agua helada durante 15 a 20 minutos.

Este es un proceso que se debe repetir cada 2 a 3 horas mientras que te encuentres despierto. Así, podrás reducir significativamente la hinchazón y conseguirás recuperarte de una forma mucho más rápida.

Compresión

La compresión de la zona es algo vital para ayudar a que se drenen todos los líquidos que surgen de la inflamación. Para ello, se recomienda realizar un vendaje de compresión desde la parte más distante del corazón hacia arriba.

Sin embargo, debes asegurarte de no ajustar demasiado el vendaje, porque esto podría causar otro tipo de lesiones. Por este motivo, debes hacer el vendaje de una forma suave sin que tengas ningún tipo de problemas.

Elevación

Es otro aspecto básico para reducir la inflamación y permitir que se puedan drenar los líquidos de la lesión. Siempre se recomienda elevar el miembro afectado por encima de la altura del corazón para conseguir así un gran resultado.

Para hacerlo de una forma sencilla, se aconseja hacerlo durante la noche tumbado en la cama. De esta forma será muy fácil conseguirlo y debes mantener la posición por lo menos durante 20 a 30 minutos, garantizando así un gran resultado.