Saltar al contenido

Como cuidar bien tus neumaticos

Es fundamental que tu coche tenga unos neumáticos en buen estado porque de esta forma podrás mantener un buen nivel de seguridad en las vías. Para conseguir los mejores precios visite esta web de talleres, porque allí podrás encontrar los precios más ajustados para el cambio de neumáticos en tu vehículo.

Pero, debes tener en cuenta que, estos requieren de algunos cuidados que serán fundamentales para que puedas conseguir un gran rendimiento. Estos los he reunido en el post del día de hoy con la finalidad de que puedas saber cómo debes cuidarlos de forma adecuada.

Consejos para el cuidado de los neumáticos

Para que puedas cuidar de forma óptima las ruedas de tu coche, debes asegurarte de seguir unos consejos que resultarán fundamentales. Dentro de los principales a tener en cuenta estan:

Mantén una buena alineación

La alineación es algo fundamental que debes tener en cuenta, en especial porque esto te permitirá que los neumáticos se desgasten de forma pareja. En todo caso, debes asegurarte de realizar el proceso de alineación por lo menos una vez al año.

Sin embargo, debes estar revisando los neumáticos de una forma periódica para asegurarte de que estén en buen estado. Si tienen desgastes laterales, debes llevar el coche al taller para hacer una alineación cuanto antes.

Realiza la rotación de los neumáticos

La rotación es otro proceso básico que se debe hacer para que los neumáticos no se desgasten de una forma dispareja. En todo caso, debes rotar los neumáticos por lo menos una vez cada 3 a 6 meses para garantizar el máximo rendimiento en los mismos.

Este es un proceso que se debe hacer siempre de adelante hacia atrás y viceversa, para evitar un mayor desgaste en el tren de arranque. Si se hace de derecha a izquierda no tendrá ningún efecto, y se terminarán desgastando antes las ruedas del tren de arranque.

Mantén una buena presión

La presión de los neumáticos será fundamental, en especial porque de una buena presión dependerá el desgaste que tendrás en los mismos. Si la presión es demasiado elevada, esto causará que los neumáticos se deformen y reduzcan así su vida útil.

Por otra parte, una presión demasiado baja aumentará la resistencia a la rodadura en tus neumáticos, llevándolos a tener un mayor desgaste. Esto conllevará a que se desgasten de una forma mucho más rápida y por lo tanto tendrás que hacer el cambio de una forma prematura de los mismos.