Saltar al contenido

¿Cómo saber si soy un vidente?

Cuando hablamos sobre la clarividencia o sencillamente sobre la videncia, probablemente las personas podrán imaginarse a una señora vestida con atuendos algo ostentosos, aretes dorados grandes acompañado de un acento extranjero que tiene una bola de cristal donde logra ver imágenes del futuro de las personas.

Desarrollar el poder de ver el futuro por cuenta propia no es algo que sea altamente complicado ni mucho menos imposible, lo  único que se tendrá que hacer es experimentar y explorar algunas técnicas y metodologías hasta que se pueda encontrar la que mejor se adapte a nosotros.

El termino de clarividencia está vinculado a “ver con claridad” esta facultad la poseen las personas que son capaces de ver los acontecimientos que no son vistos por el ojo humano, sino que va mucho más allá de los hechos totalmente visibles, no solo se le atribuye al hecho de ver al futo, también al pasado y al presente.

Hay muchos videntes que nacen teniendo este don, pero a lo largo del tiempo se han implementados algunas técnicas de entrenamiento que permiten poder desarrollar esta habilidad sin necesidad de haber nacido con el don, lo cual es un excelente noticia para todas aquellas personas que desean ver los hechos del pasado, presente y futuro de las personas.

¿Cómo saber si tengo predisposición para poder convertirme en un vidente?

Has perdido alguna cosa y una imagen  del lugar donde posiblemente se encontraba el objeto ha venido a tu mente y una vez que has ido ha sido certero.

En alguna oportunidad has tenido un sueño que se ha convertido en realidad.

Has podido predecir acontecimientos que se han hecho realidad.

Si alguna vez te ha sucedido alguna de estas cosas, posiblemente seas un vidente. Son muchas experiencias que  tienen las personas que poseen esta habilidad, todas ellas con mucha frecuencia en sus vidas.

Esta facultad se puede mejor a través del aprendizaje y el entrenamiento.

Si piensas ser uno de ellos te dejaremos algunos consejos que te ayudarán a manejar mejor la situación.

No te asustes de ver el futuro, a veces las imágenes que llegan a tu mente no serán del todo agradables, ten paciencia y confía en lo que estás viendo. Te dará seguridad para llevar las cosas.

Relájate y medita en las imágenes que llegan.

Atribuye un significado a cada una de ellas.

Confía en lo que estás viendo.