Saltar al contenido

Un material necesario para poder aprender

Si nos damos cuenta el material escolar por muchos años que puedan pasar siempre es el mismo, no ha cambiado mucho ya que para aprender los profesores siempre utilizan las mismas cosas.

Da igual el tiempo que haya pasado al final el resultado es el mismo. Pero claro podemos decir que no ha cambiado en cuanto a su forma, en cuanto a lo que es, es decir las ceras siempre siguen siendo las mismas, los rotuladores y lapiceros prácticamente igual lo que pasa que si en algo hemos podido visualizar el cambio ha sido en el precio, eso sí que lo hemos notado. Cada año cuando llega septiembre y debemos ir con nuestra lista a una papelería nos damos cuenta en la subida de  precios que le dan siempre a estos productos, siempre he supuesto que debe ser por la gran demanda que se hace de ellos durante la temporada de principio de curso, quizás los comerciantes ven en ese tiempo una manera fácil de ganar algo más de dinero, ya que después por mucho material que queramos comprar no se iguala al comienzo de curso.

hipermaterial foto 2

Por eso es normal que cientos de padres hayan tenido que buscar otras alternativas y dejar de lado las típicas papelerías de barrio en las que todos los años compraban el material escolar de sus hijos. Claro es que imaginemos por un momento en una casa en la que haya dos o tres niños en edad escolar y a todos haya que comprarles tanto libros como material, con esos precios un bolsillo normal y corriente es imposible que lo pueda abarcar, en este sentido miles de familias se sienten abatidas cuando se dan cuenta que no pueden hacer frente a tan elevadas facturas. Para ser sinceros la llegada de las papelerías online han sido un gran punto a favor de esas familias, si nos damos cuenta sus precios nada tienen que ver con lo que nos ofrecen las papelerías físicas, nos encontramos ante una gran superficie en la que podemos encontrar de todo y a unos precios verdaderamente bajos, sobre todo cuando los pedidos son mayores, ya que aparte de bajarnos aún más los precios además los gastos de envío son gratuitos. Sin duda una forma de comprar diferente pero con la que muchas familias se sienten más cómodos y por lo menos saben que van a comprar de manera más desahogada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *