Saltar al contenido

FIGURAS CLAVE EN EL MERCADO BURSÁTIL

El mercado bursátil, conocido comúnmente como la Bolsa, es una organización privada en la que se producen movimientos fluctuantes de compra y venta de valores, acciones, bonos privados y públicos, etc. La sociedad urgente también forma parte de su trama ya que acoge todo tipo de empresas con ciertas características cerradas.

Dentro de este mercado, existen varias figuras que hacen posible que su funcionamiento asemeje al de un reloj suizo: puntual y eficiente para que todo se cumpla a la perfección. La bolsa de valores busca satisfacer tres intereses fundamentales en el sector económico como son los de las empresas (financiamiento a través de acciones), los de los personajes ahorradores (transformados en inversores y beneficiarios a través de las acciones) y los del propio Estado (también se sirve de esta opción para financiarse).

60

En resumidas cuentas, en la Bolsa actúan los oferentes de capital, los demandantes de capital y los intermediarios, aunque también aparecen otras figuras como los corredores de bolsa que son aquellos operadores autorizados que negocian los valores y realizan su trabajo bajo comisión.

Las empresas que participan en la Bolsa comparten parqué con organismos públicos y privados mientras que los inversionistas se clasifican en base a la durabilizad temporal de sus compras y ventas. Sus nombres son los de inversionistas a corto plazo, inversionistas a largo plazo o inversionistas contrarios al riesgo, aquellos que invierten principalmente en valores de renta fija del propio Estado.

LA BOLSA DE MADRID

El principal mercado de valores de España no es otro que la Bolsa de Madrid, localizado en el Palacio de la Bolsa de Madrid, un edificio de corte neoclásico situado en el barrio de los Jerónimos, una de las zonas más caras de la capital española. Se encuentra integrada en la Sociedad de Bolsas y Mercados Españoles y atiende al IGBM, es decir, al Índice General de la Bolsa de Madrid.

Su funcionamiento corre a cargo de una Sociedad Rectora y contiene una normativa interna que resulta de vital cumplimiento y compromiso para su funcionamiento. Se trata de instrucciones operativas y circulares que son aprobadas por la propia Sociedad Rectora. Las circulares, aprobadas por el Consejo de Administración, están formadas por normas de carácter interno y se dirigen, en su mayoría, a los miembros del mercado. Las instrucciones operativas son normas de carácter concreto que hacen alusión al ordenamiento de las actuaciones y coordinaciones de los departamentos y a la coordinación de la actuación de los miembros del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *